El Poder De La Oración. ¿Que Es?, Por qué Debemos Orar, Y Cómo Hacerlo

Si anhelas tener una relación intima con Dios, y no sabes por donde empezar, tengo una clave fundamental ¿Quieres saber cual es? La oración. Es el medio más eficaz para iniciar una hermosa relación con nuestro Padre Celestial. El poder de la oración, nos conduce a experimentar un nivel distinto, donde somos testigo de su gloriosa manifestación. Te insto a que sigas leyendo…

¿Qué es la oración?

La oración es el acto a través del cual nos comunicamos con Dios; ella nos permite derramar nuestro corazón delante del Señor. La oración es una conversación o un dialogo de nuestro espíritu con Dios. Dios escucha la oración sincera de una persona arrepentida porque tiene compasión de todas sus criaturas que le buscan de verdad.

  • En 1 Reyes 9:3 tenemos: 

El poder de la oración

¿Por qué debemos orar?

La oración es un deber del cristiano y el Apóstol Pablo se lo encargaba muy encarecidamente a Timoteo para que lo enseñara a la iglesia. Él le decía quiero que los hombres oren en todo lugar, debemos tener una relación ininterrumpida con nuestro Padre Celestial. En 1 Timoteo 2:8 tenemos:

El poder de la oración

¿Cómo debe ser hecha nuestra oración?

  • Contritos: Debe ser con Contrición; el verdadero arrepentimiento es algo más que palabras, es un cambio de conducta. Dios responderá nuestras oraciones sinceras.  En 2 crónicas 7:14 tenemos: 

El poder de la oración

  • Con fe:  Debe ser con fe; para orar con eficiencia tenemos que tener fe en Dios.  En Marcos 11:24, se nos dice que todo lo que pidiéramos en oración, si tenemos fe, y creemos lo recibiremos. “La fe es una clave poderosa”.
  • Con todo el corazón:  Debemos orar con todo el corazón; podemos y debemos buscar y encontrar a Dios cuando lo hacemos de todo corazón. Puedes ver, que en “Jeremías 29:12-13″ Nos enseña que si invocamos a nuestro Padre celestial en oración, le buscamos con todo el corazón, él nos oirá y lo hallaremos. 
  • Continuamente: Debemos orar continuamente; quizás no podemos pasar todo el tiempo sobre nuestras rodillas, pero si es posible asumir una actitud de oración todo el tiempo. Esta actitud se construye sobre el reconocimiento de nuestra dependencia de Dios en todo. Luego hallaremos que es natural orar con frecuencia, espontáneamente y constante comunicación con el Espíritu Santo; pidiendo su dirección para todo lo que hagamos. En 1 tesalonicenses 5:17  se nos insta a tener una oración continua, sin parar, y sin desmayar, en todo momento“Orad sin cesar.”

¿Cuando debo orar?

Es importante destacar que debemos ser constantes en la oración, no circunstanciales; existen personas que solo oran cuando tienen necesidad de algo, o cuando están pasando por algún problema. Debemos orar tengamos necesidades o no, tanto en la bonanza como en la escases.

  • Arma de poder:

La oración es un arma poderosa que el Señor nos ha dado; la cual podemos usar en cualquier circunstancia de nuestras vidas, la oración es lo que nos abre el acceso a la presencia de Dios.

Principios de Jesús para la oración

Un ejemplo de oración que nos dejó Jesús: En la oración del Padre Nuestro el Señor nos ubica dentro de la familia de Dios y nos enseña a pedir por los hermanos exactamente lo mismo que desearíamos para nosotros mismos.

 Ejemplo de Oración – Mateo 6:9-13

  • Padre Nuestro que estas en los cielos, santificado sea tu nombre: Cuando invocamos a Dios como Padre nuestro, estamos despertando su cuidado, ya que lo estamos reconociendo como protector, defensor, él es nuestra fuente.
  • Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra: al hacer esta declaración ¡venga tu reino! estamos pidiéndole que venga a morar a nuestras vidas, estando cediendo nuestra voluntad a Él. Que el propósito perfecto de Dios se cumpla en nuestras vidas, que ese diseño que está en los cielos de cada uno de nosotros se establezca, se cumpla aquí en la tierra en nuestras vidas.
  • El pan nuestro de cada día dánoslo hoy: debemos de ser específicos al pedirle a Dios lo que necesitamos, si no es de esta manera empezaremos a dudar y al dudar no recibiremos nada de Dios.
  • Perdónanos nuestras deudas como nosotros también perdonamos a nuestros deudores: debemos reconocer nuestros pecados delante de Dios, y perdonar; lo que Jesús nos dice aquí es que si no dejamos ir ese dolor, esa malicia, esa ofensa, esa herida o ese resentimiento de corazón, Dios no nos perdona, y tampoco oye tu oración. El no perdonar es una falta, que forma un muro en nuestra comunión con Dios.
  • No nos metas en tentación, más líbranos del mal: todos los cristianos enfrentamos tentaciones. Algunas veces es tan sutil que inclusive no sabemos que nos está pasando.

 ¿La oración es una opción o es un mandamiento?

La oración no es una opción para el cristiano, sino un mandamiento, ya que la oración nos enseña a depender totalmente de Dios, es tan importante ejercitarnos en la comunicación con Dios. En algunas oportunidades se nos hace difícil orar pero si nos comprometemos y disciplinamos nuestro cuerpo será algo que realmente disfrutemos y veremos los resultados que esta traerá a nuestras vidas, pues estaremos en constante comunicación con el Todopoderoso, y si Dios con nosotros ¿Quién contra nosotros?

Conclusión

La oración nos enseña a depender completamente en Dios, y si lo hacemos un habito de vida, veremos como comienza a formar parte indispensable de nuestro ser. Una oración poderosa es aquella que hacemos desde nuestro espíritu, es aquella que nos permite derramarnos ante la presencia de nuestro Padre Eterno. Cuando se nos revela entendemos que sin esa hermosa comunicación con Dios, no pudiéramos seguir caminando en vueltos en paz, fe, armonía y amor.

►Video recomendado: Hermosa música instrumental para orar “Intimidad con Dios”

Deja un comentario