¿Qué Opina Dios Sobre La Mentira? | 3 Causas, y 3 Consecuencias De Practicarla

La mentira empieza como toda adicción o vicio. Al principio se dice una o dos mentiras inocentes “fantasía.” Repitiéndose cada vez con más frecuencia, llegando a esclavizarnos de tal manera que resulta muy difícil librarse de ella.

¿Qué opina Dios sobre la mentira?

¿Qué opina Dios sobre la mentira?

Dios nos exige que nos apartemos de la mentira. Éxodo 23:7 “De la palabra de mentira te alejaras, y no mataras al inocente y justo; porque yo no justificare al impío.” Siempre una mentira va llevarnos a otra mentira para cubrir la anterior, y a otra para seguir cubriendo las anteriores, llegando a un punto en el cual la mentira se vuelve automática y completamente fuera de control, hasta llegar a cauterizar la conciencia.

3 Causas de la mentira

  • Mentimos para cubrir nuestros errores
  • Mentimos para aparentar lo que no somos
  • Mentimos para evitar problemas, conflictos o castigos

Hay casos en los cuales creamos un mundo de fantasías que hay que alimentar diariamente con mentiras, en resumen podemos decir que mentimos para obtener algo que pensamos que no conseguiremos diciendo la verdad.

 una mentira blanca

Desde pequeños hemos escuchado más de una vez decir: “es solo una mentira blanca”, lo cual es otra mentira. Para Dios no hay mentiras pequeñas ni grandes; ni blancas ni negras. Mentira es mentira y es tan pecado como lo es el adulterio o el homicidio.

  • Apocalipsis 21:8 “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idolatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.” podemos notar en que grupo están asociados los mentirosos, no es un juego es algo real la mentira es un arma del enemigo que sutilmente se va metiendo en nuestras vidas y abre puertas a otros espíritus.

Consecuencias de la mentira

3. Nos mentimos a nosotros mismos

1. Mentirle a Dios

Tan grande es la mentira que en ocasiones tratamos según nuestro propio engaño de mentirle a Dios, aunque no lo podemos engañar pues Él es Dios omnisciente, como dice Gálatas 6:7 “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: Pues todo lo que el hombre sembrare, esto también segara.”

2. Mentir a todas las personas que están a nuestro alrededor

También le mentimos a las personas que nos rodean; mentirle a otro quebranta la unidad, crea conflicto y destruye la confianza. Rompe las relaciones y conduce a una guerra abierta en la familia, comunidad, trabajo e iglesia. Efesios 4:25 “Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.”

2. Mentir a todas las personas que están a nuestro alrededor

 

3. Nos mentimos a nosotros mismos

Por ultimo nos mentimos a nosotros mismos, al creer que podemos hacer las cosas sin la ayuda de nadie, al pensar que todo lo que tenemos lo hemos logrado solo con nuestro esfuerzo, nos estamos engañando a nosotros mismos. Gálatas 6:3 “Porque el que cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.”

Conclusión

Al mentir estamos agradando a satanás y por lo tanto estamos desagradando a Dios. La persona que miente paga las consecuencias de su pecado; pierde comunión con Dios, su oración es estorbada, será avergonzado porque la verdad saldrá a la luz.

  • Dios les bendiga amados…

Deja un comentario